Humorous Content For The Mexican Market

A humorous story about how a woman reacted to her “facial hair crisis”, and how she saw yoga as a good way to deal with her stress.

Narrator:

Firs person

Main character:

Mexican woman
In Mexico
50+

Voice:

Humorous

Tone:

Friendly, conversational

Values:

Belonging to a generation, having fun with aging, yoga as a healthy way of living

________

Historia de pelos

Últimamente he estado poniendo atención al pelo, en todas sus formas humanas. Ayer, esperando ver al dermatólogo, no pude evitar un pelo negro, apuntando al horizonte, que salía del lunar de mi vecina de asiento. Cerré los ojos y me acordé de un lunar que tengo en el cuello, el cual muy discretamente toqué con los dedos, por si acaso. ¿Por qué mi preocupación? Porque tengo 50 años y, por lo que dicen, a esta edad, los pelos empiezan a cambiar de lugar, a desacomodarse, a invadir las zonas visibles del cuerpo. El tan sólo pensarlo me da escalofríos.

Saliendo del médico, me fui a la farmacia a surtir la receta. ¡Y adivinen qué! Mientras esperaba mi medicamento, sentí una protuberancia peluda en la barbilla. Marché directamente al pasillo de los lentes y observé con cuidado. Ahí estaba, insolente pelo negro tan erguido. En ese momento decidí hacer algo.

En el pasillo de cremas depiladoras me encontré una cajita con lo que parecían dos esponjas que, según los beneficios, eran potentes removedoras de pelo, vello y cualquier alambre saliente del cuerpo humano. Justo lo que necesitaba en ese momento de ansiedad peluda.

Las instrucciones decían que es mejor preparar la piel antes de iniciar la operación removedora de vello. Pero llegando a la casa, ante mi urgencia de pelarme, y después de haber hurgado y encontrado otros dos vellos potenciales en la barbilla, decidí no esperar a la siguiente mañana, después del baño. Me lavé la cara con sigilo, sequé el área invadida por esos dos intrusos y empecé a lijar. ¡Sí!, me oyeron bien, a lijar.

«Aplicar primero en la zona del brazo para observar si hay alguna reacción alérgica». Gracias, pero ya era muy tarde para eso. ¿Qué no entienden? Primero, nunca leo las instrucciones, mucho menos las contraindicaciones y, segundo, que soy una cincuentona, que tuvo esta mañana un choque traumático y que en trance postraumático se lanzó a salvar su dignidad antipeluda, peleando a los pelos del mundo.

No, claro que nadie lo entiende. Para empezar, la chica de la caja, no pasa de los 20 años, lo cual significa, que ella todavía tiene los pelos bien acomodados. Pero bueno, mis veinte ya pasaron. Estoy en el aquí y en el ahora, haciéndole frente a los escalofríos que me dan los pelos en mi cara y en la cara de otras víctimas. Son sus pelos y los debo respetar. De lo único que me debo preocupar es de mis pelos y de, por primera vez, leer las instrucciones.

Y de encontrar el celular que está timbrando. —Bueno. ¡Hola amiga! —Claro que voy. ¿Cómo fue que no me acordé de mi yoga hoy en la mañana? Me hubiera ahorrado dinero y medio día de mi vida.

Aquí estamos para ti, hoy mañana y el resto de la semana en (Nombre del estudio de yoga).

________

Positive effects of humor:

Humor distracts
Humor relaxes
Humor reframes
Laughter releases “feel good” chemicals
Humor heals

This is the perfect opportunity to use humor, because the story itself relaxes, just like yoga.


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

41 More posts in Redacción de marketing sensorial category
Recommended for you
Cómo definir a tu lector ideal

Tienes el producto o el servicio; tienes un buen tema qué escribir. Pero ¿quién quieres...